Pour faire le portrait d’un oiseau

Peindre d’abord une cage
avec une porte ouverte
peindre ensuite
quelque chose de joli
quelque chose de simple
quelque chose de beau
quelque chose d’utile
pour l’oiseau

Placer ensuite la toile contre un arbre
dans un jardin
dans un bois
ou dans une forêt
se cacher derrière l’arbre
sans rien dire
sans bouger…

Parfois l’oiseau arrive vite
mais il peut aussi bien mettre de longues années
avant de se décider

Ne pas se décourager
attendre
attendre s’il le faut pendant des années
la vitesse ou la lenteur de l’arrivée
de l’oiseau n’ayant aucun rapport
avec la réussite du tableau

Quand l’oiseau arrive
s’il arrive
observer le plus profond silence
attendre que l’oiseau entre dans la cage
et quand il est entré
fermer doucement la porte avec le pinceau
puis
effacer un à un les barreaux
et ayant soin de ne toucher aucune des plumes del’oiseau
faire ensuite le portrait de l’arbre
en choisissant la plus belle de ses branches
pour l’oiseau
peindre aussi le vert feuillage et la fraîcheur du vent
la poussière du soleil
et le bruit des bêtes de l’herbe dans la chaleur de l’été
et puis attendre que l’oiseau se décide à chanter

Si l’oiseau ne chante pas
c’est mauvais signe
mais s’il chante c’est bon signe
signe que vous pouvez signer
alors vous arrachez tout doucement
une des plumes de l’oiseau
et vous écrivez votre nom dans un coin du tableau.

Jacques Prévert

 

Anuncios

Guía de la Ecovía para el extranjero feliz (Parte I)

Utilizo todos los días la Ecovía, y como usuaria insatisfecha cotidiana del sistema, hay algunos tips que les voy a pasar a los extranjeros y extranjeras que nos visitan en Quito, basada por supuesto en nada más que mi experiencia diaria.

1. Una vez que haya encontrado la entrada de la parada (porque no espere ninguna señalética grande, clara y mucho menos inclusiva, como algún ícono o alguna señal en braille), será recibido en caja por una persona que en dos de cada cuatro ocasiones no le devolverá el saludo y en tres de cada cuatro ocasiones le recibirá con jeta. No se haga lío. Ellos en realidad le están introduciendo a la cultura quiteña de no saludar o murmurar en voz baja el saludo (queridos conciudadanos y residentes de Quito, no se enojen: si piensan que soy una loca exagerada, les invito a hacer el experimento de entrar un lugar y saludar en voz alta, y contar cuántas personas le vieron y le saludaron de igual manera, cuántos le vieron apenas y se quedaron callados y cuántos murmuraron algo parecido a un saludo pero que suena más a que “ojalá no me vea”… ya verá). Ya con el transcurrir de los días, dependerá de usted si se deja llevar y ya no le saludará al o la funcionaria, o seguirá saludando independiente del silencio y jeta que reciba.

Mientras ingresa, le estorbará el paso un guardia, que realmente no hace mucho más que eso. No espere que haga algo cuando lo asalten (me ha pasado), le roben (me ha pasado), le manden mano (me ha pasado), le empujen (me ha pasado), no hagan fila y el ingreso sea un relajo (siempre pasa), que la gente cochina bote la basura en el suelo (siempre pasa y además pasa desapercibido, como que nada) o cuándo algún sapo ingresa a la parada sin pagar (suele pasar). La verdad no hacen mucho, pero en honor a la verdad no sé cuál es su trabajo ahí, si es solo estorbar la entrada mientras vigila que todos paguen y que la maquinita de monedas funcione (eso me imagino que es lo que hacen) o quizá el tema de la seguridad. La verdad no lo sé, por lo que no puedo decir si son o no unos incompetentes. Lo que estoy segura es que, en 5 o 6 ocasiones que he pedido ayuda, estos guardias no pueden hacer mucho porque no pueden dejar sus puestos pero además no pueden comunicarse ni con sus colegas en otras paradas, ni con la policía, ni con su mamita.

2. Una vez que ingrese a la unidad, se fijará que en el primer metro cuadrado de la entrada habrá más de 10.000 personas apretaditas en la entrada, mientras que en los pasillos está la gente más o menos cómoda en la medida de lo posible. Si es posible, pase a través de estas personas y colóquese en los pasillos. Por favor, no adopte esta mala costumbre de quedarse en la puerta independientemente si va desde el Carchi al Macará o solo 3 paradas, como hace mucha gente.

Yo tengo una teoría sobre las personas que se quedan en la puerta. Mi teoría es que esto ocurre por las siguientes razones:

  1. Son ladrones y roban a las personas que ingresan y particularmente a las que salen.
  2. Son unos cerdos que les gusta topar a la gente mientras suben y bajan.
  3. Les da hueva hacer el esfuerzo de ingresar tres o cuatro pasos hacia adentro de la unidad.
  4. Piensan que son liliputienses y no estorban nadita a nadie.
  5. Piensan que están bien guapos y guapas y la gente que ingresa y sale les gusta verles la cara mientras son maltratados en la puerta.
  6. La gente es egoísta y sin ningún tipo de empatía hacia los otros pasajeros no le importa recorrer 100 paradas o 3 paradas estorbando a la gente en la entrada y peor aún, no permitir que la gente ingrese y pueda utilizar los buses, con la estrategia de dar la impresión que la unidad está repleta y no cabe más gente.

Creo que los números 3 y 6 son los más recurrentes. En este sentido, estimado visitante, ya sea que venga del norte o del sur del planeta, dependiendo de su gusto deportivo, no dude en aplicar tacleadas cual rugby, o fintas futbolísticas para esquivar a sus compañeros de viaje.

3. (Esto no aplica exclusivamente a la Ecovía sino a todo el transporte público de la ciudad) Mis estimados visitantes, mil disculpas, pero en esta ciudad no somos muy buenos en ceder el asiento ni a nuestra madre santísima. Si usted está en muletas, tiene a un infante, a un guagua en brazos, tiene mil fundas de compras, está embarazada, es adulto mayor, o cualquier otra condición que sea obvio que necesita más el puesto que el resto, desde el ingreso hágase la idea que seguramente si la unidad está llena, tendrá que ir parado y maltratado.

No sé qué más decirle. Se fijará que cuando ingresa alguien que requiere que le cedan el puesto, a todos nos da un interés súbito por la arquitectura de la ciudad que sorprende, o nos da un sueño que ni el mismo diablo nos despertaría. Y sí, en efecto todo transporte público tiene asientos preferenciales, y están claramente señalados como tal, pero nos vale una mierda.

4. Notará que en días cálidos o fríos, claros y obscuros, y si la unidad está vacía o llena, ese bus puede estar oliendo a caca, pero la gente no abre las ventanas. No se preocupe. Si lo solicita muy amablemente, quizá puedan abrir alguna ventana por usted. Sin embargo, si está cayendo desde un diluvio hasta 3 gotitas esporádicas de agua, olvídese, porque eso puede oler a baño público, empañados totalmente los vidrios y un calor cual sauna, que nadie nunca abrirá ni un milímetro la ventana. En nuestro pensar, sentir frío durante un segundo o que te caiga una gota de agua causa neumonía, mientras que estar abrigaditos en olores inmundos parece ser que es bueno para la salud, como cuchillo al sereno. Ahí, desde mi experiencia, lo que mejor puede hacer es concentrase en no vomitar, y si su viaje es muy largo y tiene un tiempo, quizá bajarse en alguna parada intermedia para tomar algo de oxígeno y recuperar el aliento para lo que le queda de camino.

Continuará.

Pintando ando

coloreando4

Design from ‘The Gorgeous Colouring Book’, by Arcturus Publishing Limited, 2016.

Anteriores Entradas antiguas

COOKING ON A BOOTSTRAP

by Jack Monroe, bestselling author of 'A Girl Called Jack'

Una Ciudad Feliz

Reflexiones sobre la ciudad. @pablosoriog

101 Books

Reading my way through Time Magazine's 100 Greatest Novels since 1923 (plus Ulysses)

Columbia Economics, L.L.C.

Economic research and consulting for business, government and nonprofit enterprises

Trash is for Tossers

¡Salud por todo lo que nos separa!

Estampas de México.

“Un fotógrafo tiene que ser auténtico y en su obra, debe expresar emociones, provocar reacciones y despertar pasiones.” ~ Javier García-Moreno E.

Apuntes de demografía

Julio Pérez Díaz, CSIC. Estudios de población y análisis demográfico

Mregresion's Blog

Just another WordPress.com site

andandoenbicicarajo.wordpress.com/

A.B.C. / Andando en Bici Carajo, ciclismo urbano en Ecuador