J’aime et je n’aime pas

J’aime les vendredis et les samedis, les voyages longs, le chocolat, l’aubergine et les artichauts, les petits contes de Augusto Monterroso, les chansons de Parra, de Dido et de Bersuit, les poèmes de Benedetti et de E.E. Cummings, les œuvres de Perugachi et de Siqueiros, les livres de García Márquez, de Kazuo Ishiguro et de Jane Austen, les vacances près de la mer et vivre à la montagne, la glace à la mûre et au citron, les jacarandas, les cerisiers et les orchidées, le thé, le café, le tequila, l’élégance des mathématiques et de mon chat.

Je n’aime pas les téléphones, me réveiller tôt, les démarches administratives, le mot «apolitique» et le phrase «la nouvelle réalité», les lundis, la fin des voyages, les anglicismes en espagnol, le poivron, le concombre, les choux de Bruxelles, lire les contes de Allan Poe le soir, les livres de Jules Verne et Vargas Llosa, des gens optimistes quand je me sens pessimiste et vice versa, les films d’horreur, l’épistémologie et la glace à la vanille.

Prohibido fijar carteles

Despiertas casi cadáver cuando el reloj lo ordena,
el día no te espera, hay tanto capataz que mide
el milímetro del centavo que se atrasa por ti,
bebes el café que te quedó de ayer y sales
consuetudinario PROHIBIDO CURVAR A LA IZQUIERDA
y casi PROHIBIDO PISAR EL CÉSPED pisas el césped
porque ibas a caerte, luego avanzas, ciudadano
y durable, PROHIBIDO CRUZAR sin saber para qué lado
ir ni para qué PROHIBIDO ESTACIONARSE porque no puedes
parar la maquinaria infatigable con tu dedo
sólo porque te entró una astilla en el alma,
OBEDEZCA AL POLICÍA así es más fácil, saluda,
dí que sí, que bueno, PROHIBIDO HABLAR CON EL CONDUCTOR
y quitándole dócilmente el sombrero estupefacto
PONGASE EN LA COLA anuncia tu hereje necesidad
de trabajar en lo que fuese, NO HAY VACANTES,
tal vez el año próximo por la tarde, pero no te dejan
dejar para mañana lo que puedes morir hoy
y aguantas y volverás cuanto te llamen PROHIBIDO
USAR EL ASCENSOR PARA BAJAR con tus piernas, para eso
las tiene gratis desde el último accidente,
NO SE ACEPTA RECLAMOS, para que vayas de guerra
en guerra con tu himno nacional SONRÍA, tu banderita,
la patria a la que le debes tanto, como todos,
pero ten cuidado, imbécil: por ir pensando en tu metafísica
descosida ibas a entrar en el parque público
PROHIBIDA LA ENTRADA, zona estratégica, tú , negro,
humano, perro cívico, civil, SILENCIO, y tú sabes
que no debes PROHIBIDO PORTAR ARMAS, eso también
se sabe y tampoco los proyectos de amor, los aromas
futuros, no suena todavía la sirena de las seis,
PROHIBIDAS LAS HUELGAS que es cuando puedes pensar
LEA SELECCIONES TOME COCA-COLA PROHIBIDO ESCUPIR
hombre libre de este país libre del mundo libre,
y acatas las yuntas formidables de los diarios
y agradeces: otros piensan por ti y les cuesta
para que sigas libre, no te llames PROHIBIDO
USAR EL TELÉFONO sólo para tener quién pregunte
por ti PROHIBIDAS LAS VISITAS EN LAS HABITACIONES
vayan a creer que estás enfermo, PROHIBIDO FORMAR GRUPOS,
porque tú, individuo, aislado, alicaído, con el vientre
pegado al paladar que te sabe a medalla, eres inofensivo;
mejor apágate la luz, deja para algún días los rencores,
ponte en toque de queda, métete en ti, prolóngate
durmiendo para que vuelvas a amanecer, heroico
de puro testarudo, a leer las nuevas instrucciones
para hoy como un estado de sitio: prohibido tener
libros de Marx y otros libros, prohibido llevar los cabellos
como te dé la gana, prohibido ir a China, prohibido
besarse en los parques, prohibido tener fotografías
del Che, nombrar al Che, leer al Che y otros autores,
prohibidas las faldas cortas, las películas suecas,
las canciones de Bob Dylan, los dibujos de Siné,
prohibido hablar mal del gobierno, prohibida
la información sobre los grupos subversivos, prohibidas
todas las manifestaciones, queda prohibida la lucha
de clases ha dicho el Presidente, y sigues, aguantón
y cobarde, sólo porque el instinto, él también,
quién lo creyera, te colgó su letrero : SE PROHIBE MORIR.

Jorge Enrique Adoum

Pasional

Amar sin esperanza
y dar el corazón con toda el alma.
Por qué siempre yo he de amarte
sin haberme comprendido.
Que triste es el vivir
soñando una ilusión
que nunca a mi vendrá.

Yo te amé con locura
y te do mi ternura,
más, burlaste mi vida
sin tener compasión.
Hoy nunca olvides
que te he querido
y aunque me hayas herido
siempre te recuerdo
sin sentir rencor.

Soñar que nos quisimos
es solo recordar una quimera.
Por qué siempre yo he de amarte
sin haberme comprendido.
Que triste es el vivir
soñando una ilusión
que nunca a mi vendrá.

Yo te amé con locura
y te do mi ternura,
más, burlaste mi vida
sin tener compasión.
Hoy nunca olvides
que te he querido
y aunque me hayas herido
siempre te recuerdo
sin sentir rencor.

Enrique Espín Yépez

¿Qué putas puedo?

¿Qué putas puedo hacer con mi rodilla,
con mi pierna tan larga y tan flaca,
con mis brazos, con mi lengua,
con mis flacos ojos?
¿Qué puedo hacer en este remolino
de imbéciles de buena voluntad?
¿Qué puedo con inteligentes podridos
y con dulces niñas que no quieren hombre sino poesía?
¿Qué puedo entre los poetas uniformados
por la academia o por el comunismo?
¿Qué, entre vendedores o políticos
o pastores de almas?
¿Qué putas puedo hacer, Tarumba,
si no soy santo, ni héroe, ni bandido,
ni adorador del arte,
ni boticario,
ni rebelde?
¿Qué puedo hacer si puedo hacerlo todo
y no tengo ganas sino de mirar y mirar?

Jaime Sabines

Anteriores Entradas antiguas

Follow Gerimundia on WordPress.com

Únete a 43 seguidores más

Red Latinoamericana de Estudios de Familia - LAFAM

Asociación Latinoamericana de Población

Stella Min

Demography

Jane Austen's World

This Jane Austen blog brings Jane Austen, her novels, and the Regency Period alive through food, dress, social customs, and other 19th C. historical details related to this topic.

Ruta Krítica

En estos aires turbulentos nace RutaKrítica. Sin otro interés que enriquecer el debate argumentado y la discusión política en términos de racionalidad y de militancia ideológica.